Editorial

  • Presbiterio Santos Martín Unzue

Resumen

Para cuando estas letras lleguen al lector, hará que mi amigo Epiayú recorre incansable
los áridos espacios de nuestra Guajira incorporado al comercio de mercancía, mientras
espera confiado un trabajito como técnico agropecuario o alguna chambita para ayudar a
su mamá. Cuando uno ha vivido aquí por más de doce años ya no tiene sueños que lo
alejen de estas tierras. Los que conocieron al Pbro. Frisso y los que vivieron con el Pbro.
Farina saben que su anhelo fue vivir siempre aquí.

Publicado
2019-05-08